mm

Inmigración británica en Chile

Nuestro país tiene alrededor de 200 años de vida independiente que al lado de la historia del Reino Unido parecieran ser muy pocos, acá es normal vivir en una casa de 100 años ¡La mitad de anos que toda la historia de nuestro país! Nuestra historia puede sonar corta, pero tiene mucho que contar. Como la marcada llegada de la comunidad británica a Chile al poco tiempo de nuestra independencia que marcó parte de nuestra cultura hasta el día de hoy.

En los primeros años de Chile, Valparaíso no era más que una caleta, sin embargo, a lo largo de las primeras décadas desde la Independencia se empiezan a establecer comerciantes británicos.

 

Arco Británico, Valparaiso por pandrcutts

Desde 1830 en adelante, Chile adquirió una estabilidad política que no fue alterada sino hasta 1891. Durante este lapso, el país vivió un proceso de modernización reconocido internacionalmente. Valparaíso (después de la derrota de la Confederación Perú-Boliviana) se consolida como el puerto más importante del Océano Pacífico desde 1840.

Mientras crecía el comercio, también crecía el tamaño de la comunidad británica en el país en 1861 se calculó que en todo Chile había unos 11.000 ciudadanos británicos de los cuales casi 7.900 vivían en Valparaíso. El censo de 1875 arrojó la cifra de 16.627 británicos en Chile. La cantidad de ciudadanos de los Estados Unidos en Chile se mantuvo en menos de 6.000 durante todo el siglo, pero el número de otros europeos fue semejante al de los británicos. Muchos eran colonos: hacia el sur, los inmigrantes, principalmente alemanes y suizos, colonizaron la región. En los puertos predominaba la influencia británica.

En 1872, Ricaredo Santos Tornero (hijo de in inmigrante español de tradición librera nacido en Valparaiso) observaba que el Cerro Alegre “era el predilecto de la parte inglesa de nuestra población y que en él se había formado una especie de colonia en la que han introducido sus propias costumbres”.

En algunas calles de Valparaíso era común escuchaba conversaciones en inglés; las señoras acostumbraban a ir la Casa Riddell a comprar sus trajes de seda traídos de Inglaterra, luego pasaban a la Botica Londres por sus cremas y antes de retornar al hogar, pasaban a la Casa Loutit en calle Condell donde adquirían sus revistas inglesas preferidas. Bien es sabido que una de las costumbres importadas por los británicos fue el consumo del té entre tantas otras.

A comienzos de la primera guerra mundial alrededor de 32 mil británicos se encontraban instalados en Valparaíso los cuales cerca del 30% se marchó definitivamente del puerto hacia Santiago o países como Argentina o bien de regreso a Europa, durante la segunda guerra mundial Chile recibiría una importante inmigración británica principalmente de Inglaterra, también inmigrantes irlandeses.

En tiempos actuales Chile sigue recibiendo contingente británico en su mayoría ingleses, además, de un importante grupo de norteamericanos alrededor de 30 mil instalados en Chile. La colonia inglesa en Chile esta integrada por alrededor de 350 a 420 mil descendientes siendo una de las más numerosas de Latinoamérica junto las comunidades británicas de Brasil y Argentina.

Más detalles en Inmigración británica en Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

7BdU

Por favor, escriba el texto anterior: