fraude.1

“Too good to be true”: estafas en ofertas de trabajo a chilenos en el Reino Unido

En Internet podemos encontrar ofertas de trabajo que parecen ser verdaderas, tan maravillosas que suenan demasiado buenas para ser verdad, pero siempre es pertinente hacer un chequeo previo antes de arriesgarnos a enviar nuestros datos personales.

Nos han contactado varios chilenos con la interrogante de comprobar la veracidad de una oferta laboral.
Lo que experimentamos mientras los ayudábamos, lo compartimos a continuación en cinco pasos simples, pero efectivos, que cualquiera de nosotros puede realizar para desenmascarar a un posible “scam”.

fraude

 

Sitios Web tan conocidos como la Bolsa Nacional de Empleo (BNE) en Chile hasta el portal de avisos comerciales “Gumtree” en el Reino Unido pueden ser utilizados por estafadores para publicar falsas ofertas de empleo. Pero también existen ofertas que llegaron directamente a la cuenta de correos personal de quienes nos contactaron. Si bien la mayoría de estos correos debería caer en la carpeta de correo basura o “Spam”, a veces encuentran la forma de aparecer en la bandeja de entrada principal.

1. Comprobar que el dominio del email de contacto es el mismo que el sitio Web:

Mirar el correo electrónico de contacto es la primera pieza clave para estar seguros de su procedencia. Debe contener un nombre principal limpio, idealmente con el nombre del quien contacta joe.bloggs@dominio.com o la función como contacto@dominio.com.
El dominio, que sigue a continuación del @, debe ser real y directo al sitio web que lo envía. Por ejemplo, si el email de contacto dice info@caritasrecruitment.com, entonces visitaré la web www.caritasrecruitment.com para chequear si a lo menos su página web existe, si se encuentra activa y si la empresa es genuina.
Los correos con dominio de Gmail, Hotmail o Yahoo ya todos sabemos que pueden ser adquiridos de forma particular por lo que NO asegura que esa persona esté oficialmente trabajando con una empresa específica. Debes poner especial atención en los trabajos particulares y cuando te contactan a través de correos gratuitos. Éstos deben mostrar claramente el nombre del dominio como “@gmail.com” y no contengan ningún otro tipo de caracteres entre medio como “@jkbhgtu.gmail.com” que podría llevar a tu email por otros caminos. Puedes ver una chasla TED de “Crímenes cibernéticos de todos los días” (ofrece selección de subtítulos) para tener una idea más específica. Además en estos casos, siempre es aconsejable buscar una tercera recomendación sobre tu posible empleador.

2. No hacer clic hasta comprobar el remitente:

Hasta que no compruebes por completo quién es el autor de esa oferta laboral y que sea fiable al 100%, entonces no hagas clic en enlaces, no respondas al email, jamás transfieras dinero y no les de información personal como el envío de un CV. No queremos que luego tus datos aparezcan con antecedentes policiales internacionales o en manos de inescrupulosos.
Hoy en día el solo hecho de pinchar un enlace puede permitir a un virus el acceso a tu computador. Esos son desafíos que les queda por resolver a los ingenieros expertos en seguridad de Internet. Mientras tanto, nosotros podemos ayudar, simplemente conteniendo un poco más nuestros clics.

googlear3. “Googlear” la información:

Si el contenido del e-mail o anuncio laboral de tamaña oportunidad es tan exclusivo o hasta personalizado, entonces al hacer el ejercicio de “Googlear” (cortar los párrafos escritos de la propuesta y pagarlo en google) la información no debería arrojar mayores resultados. O si de lo contrario nos encontramos con el mismo mensaje publicado continuamente, inclusive durante más de uno o dos años, conteniendo muchas veces diferentes detalles de contacto. Son señales claras de un posible fraude. Duele romper la ilusión, pero duele menos terminarla temprano.

En Google pueden aparecer incluso sitos web que se han especializado en coleccionar los escritos repetitivos de comprobados engaños. También hay foros donde aún se discute la posibilidad de que sea un scam o no. Donde no sería extraño que el mismo estafador (haciendose pasar por otra persona) escriba en defensa del contenido.

4. Verificar la trayectoria y seriedad de la empresa:

Cuando la oferta viene desde una empresa, mediante Internet puedes comprobar si está registrada en este país. Ve a la página oficial de gobierno sección “Find information”. También se puede encontrar el historial crediticio de una empresa y cuánto tiempo de existencia tienen los sitios web pero esto NO es prueba por sí misma. Pareciera que algunos estafadores se las han arreglado ya para hacerse pasar por empresas registradas.

5. Contactar directamente a Recursos Humanos de la empresa u organización:

Esto podría ser el primer y único paso para salir de toda duda de oferta de trabajo. Pero saber los cuatro puntos anteriores podría ahorrarte algo de tiempo. La dirección de la empresa, correos electrónicos y números telefónicos normalmente se publican en su página web oficial.
Entonces, si aún existen dudas, recomendamos contactar directamente al departamento de Recursos Humanos de la empresa para confirmar si el puesto de trabajo ofrecido es real. Las empresas serias son transparentes y nunca dudarán entregarte pruebas e información clara.

Si la barrera del idioma imposibilita el contacto directo con tu eventual empleador, por favor considéralo como señal de fraude o al menos posibles perjuicios. El inglés es el idioma oficial en este país por ello es altamente necesario. No sólo para obtener permisos de trabajos, sino que también para acceder a servicios y proteger tus derechos.

Si te gustó, comparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

VFlo

Por favor, escriba el texto anterior: