El jubileo 2012, como fiestas patrias… pero británicas.

Que bueno se vivió el aniversario de los 60 años de reinado de Isabel II. Por momentos, caminar por Londres hizo imaginar la versión británica de un 18 de septiembre en Chile.

Foto: Gentileza de Neil Sheridan

 Banderas de Unión Jack representando el imperio británico estaban por absolutamente todas partes, aunque también se vio a los más centralistas con unas cuantas banderillas de Inglaterra, a lo partido de fútbol, u otros cargando la frase “Gran Bretaña”; quizás ellos prefieren comenzar la celebración por casa. Pues Isabel II es reina parlamentaria (ejerce la función de jefa de Estado pero bajo el control del poder ejecutivo y legislativo) de 16 naciones. Entre ellas se encuentran: Canadá, Reino Unido, Nueva Zelanda, Bahamas, Jamaica, Barbados, Belice, entre otros. Si sumamos los países que forman parte de la Mancomunidad Britanica, la celebración tendría que haber alcanzado hasta las  Islas Falkland/Malvinas cerca de Argentina.

Vi muchas personas con caras pintadas, sombreros tricolor, paraguas, bolsos o ropa con motivo nacional, todo, todo lo imaginable estaba allí, reflejando el orgullo patriótico británico.

Allí otra vez me sorprendió ver lo similar que somos cuando celebramos entre chilenos, pues el sentido de pertenencia también nos sale por los poros. La gente aquí o allá celebra su nación, su origen. Una persona grita el “HIP HIP” mientras todas las que alcanzan a escuchar responden HOORAY!! y se repite tres veces, que es la forma de demostrar su apreciación a la ocasión que celebran… y mientras tanto escuchaba, recordaba el C-H-I que tiene la misma dinámica de multitudes. Pero acá la lealtad a la reina es sin duda el punto de encuentro. En mi vida había sospechado ver eso tan real y sopesar el significado que tienen para muchos de ellos.

Su himno (llamémosle así sin ofender a los que saben) “God Save The Queen” que significa “dios proteja a la Reina” se cantaba a máxima capacidad de pulmones. Imagina a ese mar de gente cantando cuando la Reina salió a saludar en el balcón del Palacio de Buckingham. Repitieron tantas veces la canción que casi me la aprendí inconscientemente.

No obstante un dato que no tuvo mucho eco en los medios refleja que siempre hay grupos opositores a todos esto. Alrededor de cien personas dicen que se manifestaron en contra la monarquía el día de la desfile de barcos por el Támesis mientras otras miles batían con afán sus banderitas saludando a la reina al pasar y otros cuantos millones de personas celebraron durante todo el fin de semana largo.

Después de ver el coro en el techo del barco de la orquesta, cantándole a la reina nuevamente “God Save The Queen” mojados a más no poder pero con orgullo (en el desfile fluvial de mil botes y barcazas en el río Támesis de Londres) y al otro día ver el concierto trasmitido por la BBC en las afueras del Palacio de Buckingham que dejó a varios, me incluyo, a lo menos “boqui abiertos”. Después de notar que gente durmió en carpas en el parque para reservar el mejor puesto que les permitiera saludar a la reina en su procesión del día martes 5 y saber que el Picnic o llamado “gran almuerzo” del domingo calculó la participación de a lo menos 6 millones de personas comiendo bajo la lluvia. Finalmente me quedo con la sensación única de haber visto lo distinto con un toque muy familiar; muchas banderas, mucha energía, alegría, gritos, saltos y patriotismo. Aparte de los huasos chilenos en el Castillo de Windsor que se lucieron con sus caballos ante la reina, No sonó una cueca ni saboree una empanada pero estar con quienes celebran lo suyo, hace recordar lo mio y apreciar el encanto propio que tiene cada país.

Si te gustó dale me gusta y comparte, o envíanos tu propio relato a info@comunidadchile.co.uk

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9C2F

Por favor, escriba el texto anterior: