Cuecas y nuestra Cueca Brava


Concurso de Cueca Los Andes, Chile 2010

 

Durante y después de mi participación en un concurso de Cueca en Chile, investigué al respecto de la Cueca brava y la Cueca en general. Lo que me llevó a pensar sobre algunos asuntos que irían un poco más allá de la buena habilidad para bailar.

Les escribo este artículo sin más interés que aportar positivamente a aquellos chilenos que hacen patria tan lejos, aclarando los conceptos que mucha gente confunde respecto a los estilos de Cueca más populares. En esta ocasión no mencionaré la Cueca nortina ni la chilota.

 

- Cueca Campesina:

Ésta es la Cueca tradicional de Chile. Es protagonizada por el huaso elegante que viste manta o chamanto, sombrero de paño y polainas.  Éste baila junto a la china con vestido bien almidonado o  la huasa elegante de negro y sombrero.

- Cueca Gañán:
La Cueca del campesino con ojotas, pantalones arremangados y chupalla, quien baila con una china picaresca y traviesa. Este estilo es el único, a mi gusto, que se presta para bailar con algarabía, alegría y efusividad.

Foto de www.cuartavision.cl- Cueca Chora:
A esta Cueca la describo como “hot”, pues tiene la misma prestancia que un tango.

Aquí aparece el choro de época, quien no es un delincuente de medio pelo, si no un personaje con algo más de clase y distinguido. Con ropa pulcra, sombrerito, pañuelo al cuello y zapatos bicolor. Éste se presenta como un proxeneta, que debe ser tratarlo con cuidado pues es fácil imaginar que está armado con cuchillo o revolver. Es osado y a la vez galante con las mujeres.

La “dama” (prostituta) es experta en seducción. Sugerente al “dejarse seducir”. A veces muestra sonrisas suaves y seriedad misteriosa. Con vestidos “elegantes” de largos tajos o generosos escotes. Muchas veces deja que el choro se propase, pero otra tantas juega con el “hacerse de rogar”. Ella es muy distinta a la china que bailaría con el gañán.

- Cueca Porteña:

Es la madre de la Cueca chora. Se trata de un hombre bohemio vistoso del puerto de Valparaíso. Aquí vemos la mejor expresión del “roto chileno”, siempre coqueteándole a la mujer pero sin propasarse tanto como el choro de época.

La “dama” es también de la noche, pero esta vez en un término medio entre seria y risueña. Por lo general su vestimenta es un poco como la china de la cueca campesina, pero la falda termina arriba de la rodilla, ajustada y quizás con un tajito picarón.

Cueca Brava

- Cueca Brava:

Personalmente, es el estilo de cueca que más me gusta, pues tiene condimentos de la chora, la porteña y especialmente porque tiene el toque moderno que me sienta mejor. Lo preferible es que el baile sea elegante, seductor, sugerente y llamativo. Con nuestro toque personal, libre y nunca burdo. La algarabía, la alegría y la efusividad, se la dejamos a la cueca gañán. Ahora, si la pareja de baile tiene alguna relación sentimental… uf!… ahí se le puede sacar el máximo provecho.

Quien la baile debe imaginarse al choro de época puesto en uno mismo, pero sin olvidar de quien es en realidad. Puede bailarse con un traje elegante (a lo choro de época) o bien un terno moderno. Lo importante es la actitud.

La dama, idealmente se debe inspirar, aunque sea un poco, en la seductora elegancia de aquella mujer en la cueca chora. Insinuando sonrisas y manteniendo un aire de misterio. Pero el atuendo ya es libre, aparecen las minifaldas y al igual que en la cueca campesina, hoy en día, se puede bailar con ropa “casual” sin problema.

Con toda esta información sacada de diferentes partes en Chile, concluí que la Cueca “Brava” es mucho más cercana a las raíces patrias que la Cueca tradicional o campesina.

Digo esto pues la renombrada zamacueca que viene de la “zamba-clueca” originada en los esclavos negros del Brasil colonial, se esparció por todo el cono sur (hay Cuecas en casi todos los países del Sudamérica; los peruanos, por ejemplo, le llaman “La Marinera”) llegando desde Lima a los burdeles porteños y capitalinos de Chile.

Más tarde, se hizo conocida entre los vecinos de esos burdeles; citadino común, empleado de oficinas, empresas, entre otros.  Y como es típico de nosotros los chilenos, que acortamos las palabras, la samacueca pasó a llamarse simplemente “Cueca”.

Se hizo tan popular este baile que de la cuidad se fue a los campos y ahí los huasos empezaron a darle su estilo. Por eso es que bajo mi opinión la “Cueca Brava” es mucho más cercana a nuestras raíces que la llamada Cueca tradicional chilena.

Espero que esta información pueda ser útil, aclaratoria y/o motivadora para seguir investigando y dando a conocer un poco más de nuestra identidad y tradiciones.

Sólo me resta agregar que todo lo escrito representa mi opinion personal, no me considero folklorista, tampoco un “patriota empedernido”, soy simplemente un chileno que le gusta saber de aquellos detalles que permiten disfrutar aún más de nuestras tradiciones y también ocasionalmente de un gustoso pié de cueca.
Un gran abrazo y muchos saludos para toda la Comunidad de Chile en el Reino Unido.

A continuación, mira a Mauricio compitiendo con la Cueca Brava en el Concurso Nacional de Cueca 2010:


Comments

  1. Carla says:

    Ella no sabe bailar cueca brava, el se defiende pero tampoco baila del modo que deveria ser.
    casi es cueca tradicional.
    les falta

Trackbacks

  1. Bailes dice:

    [...] Cuecas y nuestra Cueca Brava por Mauricio G. Imprimir Filed Under: Bailes [...]

Speak Your Mind

*

JXANn

Por favor, escriba el texto anterior: